Bienvenidos y Bienvenidas...

El Nuevo Pensamiento te da la más cordial bienvenida a este blog interactivo, donde colocaremos las cartas a los grupos, los temas de la Escuela Virtual del Nuevo Pensamiento, referencias Bibliográficas de los Maestros que guían nuestras vidas... en fin, es un espacio para leer, meditar, reflexionar, sobre la trascendencia...




martes, 20 de diciembre de 2016

El Reconocimiento

CARTA A LOS GRUPOS
mes de Capricornio 2016-2017

EL RECONOCIMIENTO
    Celebremos el Solsticio en la madrugada del miércoles 21 de diciembre

Se acerca el solsticio de Capricornio trayendo su promesa de vida. El sol regresa de su recorrido aparente hacia el sur y nos trae la posibilidad del nacimiento en la gruta del corazón. Pero si no lo reconocemos, pasa de largo sin afectarnos, que es lo mismo que decir que no existe para nosotros. Si no nos orientamos para recibir su luz, no nos llega y perdemos la oportunidad de participar en la fiesta del nacimiento del niño Sol celebrada en las altas esferas de la vida planetaria.


Aquello que no reconocemos no existe para nosotros. Si alguien nos da un diamante y creemos que es un vidrio, será simplemente un vidrio. Si no reconocemos las bondades que la vida nos da, no las tenemos. Cuántas cosas han llegado a nuestras vidas y por falta de reconocimiento se han ido sin dejarnos el fruto de ese encuentro que la vida nos regalaba. 

Hace mucho tiempo aprendí de mi hermana espiritual Marta Paillet que el reconocimiento del legítimo otro yo es la base para toda relación. Nos contaba sobre los habitantes de una región del África que se saludaban diciendo: “Te veo” y el otro respondía: “Estoy aquí”. Reconocer al otro es darle permiso para existir dentro de nuestro mundo. He comprobado que este reconocimiento allana el camino para una exitosa relación y más aún, puede aligerar cualquier tensión que surja entre personas desconocidas.

El reconocimiento de las virtudes del otro hacen que éstas afloren, y lo mismo sucede con los defectos. Por eso es tan importante darse cuenta y reconocer lo mejor de los seres que están cerca de nosotros. La vida cotidiana se hace más fácil.

Ayuda a los tuyos reconociéndoles sus virtudes y capacidades.

Cuando eres capaz de reconocer la belleza que te rodea, el cielo azul, el verde de la naturaleza, el brillo especial que a veces tienen los días, no importa cómo te puedas sentir, toda esa belleza entra en tu vida y te refresca.

Cuando puedes ver a tus padres más allá del rol que la vida les dio en relación a ti, y reconocer que son algo más que tu papá o tu mamá, los comprenderás mejor.

El reconocimiento es de vital importancia en la vida interna. Reconocer la cualidad de nuestro cuerpo etérico, emocional y mental nos permite manejar mejor nuestro instrumento para administrar la vida que nos ha tocado vivir. ¿Qué tendencia tiene mi mente, cuáles son mis pensamientos más comunes? Y mi mundo de emociones, ¿vibra alto o bajo? Mi cuerpo físico, ¿qué tendencia tiene? 

Reconocer estas tendencias, la herencia familiar, el karma, el medio ambiente nos permite administrar mejor nuestras vidas.   

El reconocimiento del motivo de servicio que une a los miembros de un grupo es la fuerza que permite que funcionen adecuadamente. Si sostienen fijamente el propósito y una enfocada atención sobre el objetivo espiritual, en olvido de las diferencias, pueden producir milagros en la salvación del mundo, afirma el Maestro D.K.

El viaje interno a través de la meditación tiene una meta, reconocernos como almas. El reconocimiento de las diferentes vibraciones de los distintos planos en los cuales nos podemos encontrar durante la meditación nos ayuda a detectar la calidad de los ambientes en la vida cotidiana.

Meditar es ascender a la Conciencia desde los pensamientos mundanos. La energía de Capricornio nos ayuda en este ascenso. No perdamos la oportunidad de vivir el solsticio plenamente consciente de las energías que la vida nos regala en ese momento.

Unidos en el amanecer y bajo la luz anaranjada de este sol del solsticio de Capricornio, reconozcamos la red que juntos formamos. Somos servidores, unidos tenemos la fuerza que traerá la nueva era de amor y luz. Disipemos todo lo que nos separa, fortalezcamos lo que nos une. Reconozcamos la red y démosle fuerza.

Permanezcamos siempre unidos en el propósito sublime de un mundo mejor.

Que el Cristo Niño nazca en el corazón de todos. Feliz Navidad.

Con inmenso amor, Carmen Santiagofdnpcaracas@yahoo.com

jueves, 19 de mayo de 2011

La vida que Dios nos dió

CARTA A LOS GRUPOS
mes de Géminis

LA VIDA QUE DIOS NOS DIO

Caminando por las tierras míticas de Glastonbury, en Inglaterra, en donde la leyenda cuenta que estuvo la mágica isla de Avalon, percibí la Vida de una forma muy especial que en estos parajes se muestra abundante y plena. El motivo del viaje fue hacer contacto con la Diosa , el principio femenino del Universo. Éramos un grupo de 21 mujeres guiadas por Lina Llinares que volvimos a creer en las hadas, los unicornios, el Rey Arturo y sus caballeros de la mesa redonda y el poder mágico que cada mujer tiene para transformar la vida.

Mi deleite secreto y especial era que en esta ocasión yo no guiaba, nadie esperaba nada de mí, y eso me permitió abandonarme a la experiencia plácidamente. Mi mente descansó y el corazón no encontró inconveniente en abrirse a lo que veían mis ojos. Me complacía junto a mis compañeras de peregrinación, observaba y disfrutaba.

Cuando regresé a Caracas, en mi primera meditación, me di cuenta que estaba preñada de ideas, que lo que pareció un precioso “estar allí” se había convertido en toda una escuela y es lo que quiero compartir con todos ustedes.

Glastonbury y sus alrededores tiene una naturaleza esplendorosa. Tuvimos suerte y no llovió, cosa que suele suceder a menudo por estos parajes. Pudimos disfrutar de la belleza de la Naturaleza de una forma muy intensa. Sentada en un bosque,  que según la leyenda, era un lugar muy querido por Arturo, en lo que se cree fueron las tierras de Camelot, desplegué mi pequeño altar, una copa rodeada de amatistas sobre un pañuelo de seda blanco. Y allí me quedé en silencio, observando mis alrededores. Pensé, ¿y si veo un gnomito, o un hada? Y de inmediato me di cuenta que los humanos buscamos en otra dimensión la belleza que la Naturaleza nos regala a plenitud. Añoramos la magia de los duendes, hadas, unicornios porque no somos capaces de verlos en nuestro mundo. No es que la vida se quedó sin magia, es que no la percibimos aunque nuestros ojos la estén viendo. Vino a mi mente la enseñanza del Maestro Omraam Mikhael Aivanhov y su insistencia de que sintamos la vida abundante de las flores, los árboles, las piedras. Y como la Sincronicidad es perfecta cuando estamos en armonía, les copio el pensamiento que recibí hoy del Maestro:

Pensamiento del domingo 15 de mayo de 2011.
"La atención mantiene el amor, mantiene la vida. Así pues, prestad atención a los árboles, a las flores que encontráis en vuestro camino, a las gotas de rocío, a las mariposas, a los pájaros. También podéis comprender este consejo interiormente. Porque también en vuestro interior hay mariposas que revolotean de flor en flor y pájaros que cantan. A veces, al abrir vuestra ventana por la mañana, os sentís habitados por presencias invisibles, semejantes a las que viven en los cuentos de hadas, y es como si las gotas de rocío brillaran sobre las flores y las hojas de vuestra alma. Poned atención en esta sensación, no dejéis que se desvanezca sin tratar de retenerla por lo menos un momento."
Omraam Mikhaël Aïvanhov

En la abadía de Glastonbury, o lo que queda de ella, en donde se cree que está la tumba del Rey Arturo y su Reina, hay una pradera con árboles tan majestuosos que es un verdadero privilegio sentarse a su vera, cobijarse bajo sus ramas, dejar que las hojas, movidas por el viento, acaricien tu rostro. Nina nos indicó que buscáramos un árbol, nuestro árbol. Para mi fue fácil, fue “amor a primera vista”. Un gigantesco ciruelo me cautivó y me atrapó en su aura magnética. Me sentí como asistiendo a una cita concertada en una mañana del no tiempo, que se hacía presente para reafirmar que la carga se aligera cuando el corazón está abierto. Entendí que los tiempos se tocan en el eterno sin tiempo para cerrar los ciclos y dar paso a los nuevos. El viento me invitaba a dejar ir todo pensamiento y disfrutar de la vida tal y cual se mostraba. Y la vida, como el viento, acarició mi cuerpo.

La subida al Thor, una torre dedicada al Arcángel Miguel, en el tope de una colina en la que se encuentra la puerta dimensional que te puede dar entrada a Avalon (esto lo supe ya en Caracas, leyendo uno de los libros de Nina Llinares) dejó una huella profunda en mi ser. A pesar del intenso frío que golpeaba mi cuerpo caribeño, no me quería ir. Sentía el deseo de eternizar ese momento. Era tan fácil quedarme en silencio. El intelecto se silenciaba y yo disfrutaba la sensación de libertad que te deja el silencio. A pesar que se decían muchas cosas, solo escuchaba el viento y esa sensación de estar en un lugar muy sagrado, sin pasados ni futuros, solo atenta a la luz del sol, el viento, la torre y mi corazón abierto.

Cuando pisamos el suelo de Stonehedge, muy temprano en la mañana, caminando entre las gigantescas piedras que se levantan airosas e imponentes, uno siente que el misterio oculto en estos lugares no ha sido develado. Se tejen muchas leyendas, pero ... qué poco sabe nuestra civilización materialista de las diferentes dimensiones de la vida. Nuestros cerebros están llenos de información y lo llamamos conocimiento y a la vez estamos tan distraídos que somos incapaces de percibir esa dimensión de la conciencia que tiene un mayor grado de verdad que el intelecto.

Ya en Caracas, recordé que en sus libros, el Maestro Tibetano D.K. insiste en que sepamos diferencias entre los dos grandes principios universales, la Síntesis de la Vida y la Unidad de la Conciencia. Creo que los aires de Avalon me lo explicaban a cada paso.

La conciencia te permite sentir que eres uno con todo lo que existe, que la vida es un tejido, que somos hebras de ese tejido, como lo expresó magistralmente una vez el Jefe Sioux de Seattle.  Y este conocimiento, este saber, modifica la conducta y es la base de las correctas relaciones humanas. Pero a la Síntesis no se llega por vía de la Conciencia , a la Síntesis se llega cuando despojada de pensamientos sientes la Vida , y ese sentir no surge de los sentidos, ese sentir es una expresión  de tu Espíritu, de la Mónada , que se hace presente en tu Conciencia. Es el fuego de Shamballa que todo lo transforma con su sola presencia.

La Vida tiene movimiento, la Conciencia Luz. La Vida es Dios Padre Madre. La Conciencia es su Hijo Divino. La conciencia que evoluciona busca su Principio Creador  y es a través de la Diosa que lo puede encontrar, porque Ella está presente en la Creación como su movimiento inteligente, la danza eterna de la Vida. Dios Padre permanece como el trasfondo de la Creación.

Cuando quiero ahondar más, poner en palabras esta vivencia, la mayor parte queda sin posibilidades de expresión. Puedo decir con mayor facilidad lo que no es. No es un saber, no es una percepción de los sentidos físicos ni psíquicos, no es una experiencia que contar, es simplemente… la Vida que Dios nos dio. ¿Qué más te puedo decir?

Y esa vida es UNA. No hay otra. Es Síntesis. No se trata de logros o comprensiones, es la VIDA. Y lo más sorprendente de todo es que somos la Vida que se hizo consciente y encarnó en este mundo.

En las sagradas correspondencias de los planos de manifestación de nuestro sistema solar, el plano físico (la energía en movimiento) se corresponde con el Átmico, el plano de la Voluntad Divina , en donde toma forma el Plan de la Creación. A través de la verdadera magia que une lo superior y lo inferior, el plan guardado en el Átmico se exterioriza en el físico.

Ahora comprendo mejor porqué la Naturaleza , expresión de la Diosa , guarda los secretos de la Vida. “Esotéricamente hablando - dice el Maestro D.K. - tenemos en el mundo mineral el Plan divino oculto en la geometría de un cristal, y la radiante belleza de Dios aprisionada en el color de una piedra preciosa”. (Tratado sobre los Siete Rayos, Tomo II, Pág. 187)

La frase del Maestro Peter Deunov, Maestro del Maestro Omraam, cobra ahora un significado mayor: " La Naturaleza entretiene a los hombres comunes, enseña a los discípulos y devela sus secretos a los sabios".

Que algún día del eterno presente podamos tú y yo y todos develar esos secretos para que esa vida abundante que nos trae Acuario encuentre su expresión en todos los confines de nuestro mundo y la maravillosa vida de Dios se exprese a plenitud.

Con amor eterno, Carmen Santiago
fdnpcaracas@yahoo.es

jueves, 5 de mayo de 2011

La Leyenda de Wesak

La Leyenda de Wesak 
Adaptado de Alice A. Bailey  

En algunas partes de la India, el Festival de Wesak ha sido considerado por siglos como un día festivo: una ocasión sagrada de reunión, peregrinaje, regocijo y alegre expectativa. Es cierto que el significado interno de este día es reconocido sólo por unos pocos cuya mentalidad es espiritual; también es cierto que la vasta mayoría no conoce nada, y poco le importan sus posibles implicancias. Pero lo mismo se podría decir de cualquier gran festividad cristiana. Para algunos, representan símbolos de grandes realidades espirituales; para otros, simplemente significan un día feriado, la entrega de regalos o un momento para visitar a alguien. Sin embargo, la gente en general no sabe relativamente nada sobre la fuerza espiritual que dicha celebración lanza sobre el mundo, del verdadero significado de aquellos "días de Gracia", como es el caso del Viernes Santo, cuando la Divinidad viene a socorrer a la humanidad. Su realidad interna y significado están fuera de su esfera de actividad. Y así ocurre también con el Festival de Wesak. 

Foto tomada de Sabiduría Arcana 

No obstante, existe algo en relación con este Festival que lo diferencia de todos los demás. Mientras que las fechas de las festividades cristianas han sido establecidas sobre la base de eventos pasados o hechos que ocurrieron siglos atrás (o conmemoran a algún gran discípulo de Cristo, que en el pasado sirvió a la humanidad como Él lo hizo), el Festival de Wesak es un reconocimiento a un evento vivo presente. Se lleva a cabo -de acuerdo con las creencias de aquellos que lo observan- mientras ocurre un gran evento divino, y es una ceremonia por naturaleza de carácter participativa. Este evento celestial tiene lugar anualmente en el momento de la luna llena de Tauro (frecuentemente llamada "Luna llena de mayo"). Durante esa ocasión, Dios Mismo lanza Sus bendiciones sobre la tierra, según las demandas del hombre, a través del Buda y de Su Hermano, el Cristo.

El Lugar
Este extraordinario acontecimiento también tiene una manifestación física. Paralela a esta ceremonia subjetiva y espiritual, se lleva a cabo otra ceremonia en un pequeño valle del Tibet, más allá de los Himalayas. Es allí donde supuestamente ocurre la ceremonia terrestre de bendición, en la cual muchas personas de la localidad y sus alrededores encuentran su camino, como peregrinos que van hacia la luz. En el momento de la luna llena, se realiza en ese lugar un ritual solemne, que definitivamente puede ser visto y oído tal como se puede ver y oír una ceremonia en cualquiera de nuestras grandes catedrales.


El sueño, la leyenda o el hecho puede describirse así: El Lugar Hay un valle, ubicado bastante alto en los cerros de los alrededores del Himalaya tibetano. Está rodeado por altas montañas por todos lados, excepto al noreste, donde hay un estrecha abertura entre las montañas. Por consiguiente, el valle tiene el contorno de una botella, con el cuello de ésta hacia el noreste, la que se ensancha considerablemente hacia el sur. Hacia el extremo norte, cerca del cuello de la botella, se encuentra una roca inmensa y plana. En el valle, no hay árboles ni arbustos; está cubierto con un tipo de pasto tosco, pero las laderas de las montañas están cubiertas con árboles. 

La Jerarquía Planetaria

En el momento de la luna llena de Tauro, comienzan a reunirse peregrinos de todos los alrededores. Los hombres santos y lamas encuentran su rumbo hacia el interior del valle y ocupan la parte sur y central, dejando el final del mismo, el noreste, relativamente libre. Allí, sigue la leyenda, se reúne un grupo de aquellos grandes Seres que son los Guardianes en la Tierra del Plan de Dios para nuestro planeta y para la humanidad. Como llamemos a estos Seres no tiene relevancia. Los fieles cristianos pueden preferir hablar de Cristo y Su iglesia, y considerar que constituyen aquella gran Nube Divina que garantiza a la humanidad la salvación final. Los esotéricos del mundo pueden llamarlos los Maestros de la Sabiduría, la Jerarquía Planetaria, quienes en sus diversos niveles son regidos e instruidos por el Cristo, el Maestro de todos los Maestros, el Maestro semejante a los ángeles y al hombre. También los podemos llamar los Rishis de las Escrituras Hindúes, o la Sociedad de Mentes Iluminadas, como en las enseñanzas tibetanas. Ellos son los Grandes Intuitivos y los Grandes Compañeros de nuestra presentación más moderna de las realidades internas. Son el reflejo de una humanidad perfeccionada, que ha seguido los pasos de Cristo y nos ha introducido más allá del velo, dejándonos el ejemplo de que deberíamos actuar tal como Ellos lo hicieron. Ellos, con Su sabiduría, amor y conocimiento, actúan como una red protectora alrededor de nuestra humanidad. Buscan guiarnos, paso a paso (tal como Ellos fueron guiados en su momento) de la oscuridad a la luz, de lo irreal a lo real, y de la muerte a la inmortalidad. Este grupo de conocedores de la divinidad es el elemento más importantes del Festival de Wesak. Ellos se agrupan al final de la parte noreste del valle, en círculos concéntricos (según el estado y nivel del desarrollo de su Iniciación), preparándose para un gran acto de servicio. Al frente de la roca, mirando hacia el noreste, se encuentran Aquellos Seres, que son llamados por sus discípulos "los Tres Grandes Señores". Ellos son el Cristo, quien se ubica en el centro; el Señor de las formas vivientes, el Manú, que se ubica a la derecha del Cristo; y el señor de la civilización, el Mahachohan, que se ubica a su izquierda. Ellos tres se encuentran frente a la roca, sobre la cual descansa una gran bola de cristal, llena de agua.

La Ceremonia
Detrás del grupo de Maestros, adeptos, iniciados y trabajadores mayores bajo el Plan de Dios, se encuentran los discípulos y aspirantes del mundo en sus diferentes grados y grupos (tanto "en cuerpo como fuera de él", para citar las palabras de San Pablo), quienes constituyen en este momento el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Las personas presentes en cuerpo físico han encontrado su camino ahí por vías comunes. Otros están presentes en sus cuerpos sutiles y en estado de sueño.

Cuando se aproxima la hora de la luna llena, un silencio se apodera de la multitud y todos miran hacia el noreste. Comienzan algunos movimientos rituales, en los cuales el grupo de Maestros y sus discípulos de todos los rangos adoptan posiciones simbólicas, todas las cuales tienen un significado poderoso y profundo, mientras, simultáneamente, emiten cánticos y palabras de poder, llamados mantrams. La expectativa en la multitud que espera y observa es grande y la tensión es real y creciente. Pareciera ser que a través de todo el cuerpo de las personas se siente una estimulación o una vibración poderosa, la cual tiene el efecto de despertar las almas de aquellos presentes, fusionando y mezclando al grupo en una total unidad, y elevando todo en un gran acto de demanda espiritual, buena voluntad y esperanza. Es el cenit del anhelo mundial, enfocado en este grupo que espera. Estas tres palabras -demanda, buena voluntad y esperanza- son las que mejor describen la atmósfera que rodea a los presentes en este valle secreto. 

El canto y el flujo rítmico crecen poderosamente, y todos los participantes y observadores levantan sus ojos hacia el cielo en dirección a la parte angosta del valle. Justo unos pocos minutos antes del momento exacto de la luna llena, se puede ver en la lejanía una pequeña mancha en el cielo. Se acerca más y más, aumenta su claridad y definición del contorno, hasta que se puede ver la forma del Buda, sentado en la posición de loto, vestido con su manto azafrán, bañado de luz y color, y con su mano extendida en señal de bendición. Cuando El llega exactamente al punto sobre la gran roca, flotando en el aire sobre las cabezas de los Tres Grandes Señores, un poderoso mantram, utilizado sólo una vez al año, durante este Festival, es entonado por el Cristo y todo el grupo de personas en el valle se postra delante de Ellos. Esta Invocación crea una gran vibración o corriente de pensamiento, que se extiende sobre el grupo de aspirantes, discípulos o iniciados que la emplean, hasta Dios mismo. Esto marca el momento supremo de un intenso esfuerzo espiritual ejercido a través de todo el año, la revitalización espiritual de la humanidad y de los efectos espirituales que perdurarán durante los meses siguientes. El efecto de esta Gran Invocación es universal, y sirve para vincularnos con ese centro cósmico de fuerza espiritual desde el cual provienen todos los seres creados. Se derraman bendiciones, y el Cristo -en representación de la humanidad- las recibe como su custodio para su distribución. 

Así, continúa la leyenda, el Buda vuelve una vez al año para bendecir al mundo, transmitiendo a través del Cristo vida espiritual renovada. Lentamente, el Buda se aleja, hasta que puede verse sólo una débil mancha en el cielo, la que finalmente desaparece.

Toda la ceremonia, desde la primera aparición distante hasta el momento en que el Buda se pierde de vista, toma sólo ocho minutos. El sacrificio anual del Buda por la humanidad ha terminado y Él vuelve nuevamente a aquel lugar elevado donde trabaja y espera. Año tras año, Él regresa a la ceremonia de bendición, en la cual Él y Su gran Hermano, el Cristo, trabajan en íntima cooperación para el beneficio espiritual de la humanidad. En estos dos Grandes hijos de Dios, se han concentrado dos aspectos de la vida divina, y Ellos actúan juntos como Guardianes del tipo de fuerza espiritual más elevada a la cual nuestra humanidad puede responder. A través del Buda, se derrama la sabiduría de Dios. A través del Cristo, se manifiesta el amor de Dios a la humanidad, y es esta sabiduría y este amor el que fluye sobre la humanidad cada luna nueva de mayo. 

Esta es la leyenda que hay detrás de este popular día festivo en Oriente. Tal es el hecho, si es que podemos aceptar el desafío de creerlo y de tener la mente lo suficientemente abierta como para reconocer esta posibilidad. Para Occidente, representa una idea algo nueva, que nos llama a readecuar algunas de nuestras creencias más apreciadas. Pero, si puede ser captada y entendida, surgirá una nueva visión en nuestra conciencia y la posibilidad en la actual humanidad, de incentivar conscientemente una nueva fuente de enriquecimiento y un nuevo centro de fuerza espiritual.

Significado de la Ceremonia
Para algunas personas, este Festival representa hoy ideas claras y definidas, y ofrece una gran oportunidad, lo que puede detallarse de la siguiente forma:

Primero, el Festival vincula el pasado con el presente, como no lo ha hecho jamás ningún otro festival relacionado con cualquiera de las grandes religiones del mundo. Representa una verdad viva y una oportunidad presente. En su servicio mutuo a la humanidad, el Buda y el Cristo unen Oriente y Occidente, y funden en una la tradición cristiana, la budista y la fe hindú, así como las aspiraciones de todos los creyentes en el mundo de hoy. Las diferencias de religión desaparecen.

Segundo, el Festival establece la bendición espiritual más elevada en el mundo. Es un momento inusual de flujo de vida y estímulo espiritual, que vitaliza las aspiraciones de toda la humanidad. 
Tercero, en el momento del Festival y a través del esfuerzo unido del Cristo y del Buda, trabajando en estrecha cooperación, se abre un canal de comunicación entre la humanidad y Dios, para que descienda el amor y sabiduría de Dios mismo al mundo que espera y necesita. Hablando simbólicamente, y recordando esos símbolos que ocultan una verdad, se puede afirmar que en el momento de la luna llena, es como si de pronto se abriera una puerta al Cielo, que en otros momentos permanece cerrada, haciendo posible el contacto con las grandes Vidas. A través de esa puerta, aspirantes y discípulos pueden contactarse con energías que en otras circunstancias no son de fácil disposición. A través de esa puerta, es posible aproximarse a Aquellos que guían la raza a la verdad y realidad, lo cual en otros momentos no es posible. Una vez que esto sea conocido, será posible desarrollar una Ciencia de Acercamiento a las verdades más profundas y a las fuerzas de la vida que aún están escondidas detrás de un velo. Este conocimiento se revelará en la Nueva Era y es parte de la verdadera técnica emergente del Camino y del progreso espiritual. 

Nuevamente, hoy en día, es posible obtener grandes expansiones de conciencia. Discípulos e iniciados de todas partes pueden ser ayudados y estimulados espiritualmente para dar aquellos grandes pasos llamados iniciaciones, que habilitan a la humanidad para penetrar un poco más profunda y conscientemente en los misterios del reino de Dios. Ello revela claramente el milagro de la divinidad, la belleza de lo divino en cada individuo y alguna medida del Plan al cual la humanidad pertenece y con el cual puede cooperar.

Distribución y Servicio
Volviendo al acontecimiento de los Himalayas, cuando el Buda nuevamente ha desaparecido, la multitud se empina, se distribuye el agua del cuenco en pequeñas porciones a los Maestros, iniciados y discípulos, y luego Ellos regresan a Su lugar de servicio. La multitud, que ha traído sus propias copas y vasijas de agua, bebe y comparte con otros. Esta hermosa "ceremonia de comunión del agua" señala simbólicamente un indicio de la Nueva Era que está cercana, la Era de Acuario, la Era del Portador del Agua. Es la era del "hombre sosteniendo un cántaro de agua", tal como Cristo dice en ese episodio que precede el servicio de comunión que El inició. En esta ceremonia, está perpetuada para nosotros la historia de la universalidad del amor de Dios, la necesidad de nuestra purificación individual, y la oportunidad de compartir con cada uno aquello que pertenece a todos. El agua, que ha sido magnetizada por la presencia del Buda y del Cristo, lleva ciertas propiedades y virtudes de naturaleza curativa y benéfica. La multitud, bendecida de esta manera, se dispersa silenciosamente, mientras los Maestros y discípulos regresan con fuerzas renovadas, para emprender otro año de servicio mundial. 

En la actualidad, esta leyenda, o esta relación con un hecho espiritual verdadero y vital, está encontrando lentamente su camino en Occidente; generando en muchas personas reconocimiento, curiosidad, admiración o bien interrogantes. Pareciera que para algunos aspirantes occidentales ha llegado el tiempo en que Oriente y Occidente puedan unirse espiritualmente en un gran Festival y comunión de almas. Al unísono entre cada uno, y bajo la guía del Buda, que vino a traer luz a Oriente, y del Cristo, que vino a traer luz a Occidente, hombres y mujeres pueden pedir y evocar esa bendición y revelación espiritual, que en el futuro inmediato puede aportar algo que es sumamente necesario: "paz en la tierra, buena voluntad a los hombres." Así, nos podemos introducir en una era de hermandad y comprensión, que permitirá a cada uno tener más tiempo, libre de temor, para encontrar a Dios en sí mismo.

De este modo, el Festival de Wesak es el evento más grandioso de nuestro planeta, desde el punto de vista de las realidades espirituales, y el que tiene los efectos más importantes para la raza humana. Su influencia ha existido siempre, pero ha sido desconocida para la mayoría. Ahora, su influencia se encuentra disponible para ser reconocida y utilizada conscientemente. Es una gran responsabilidad y oportunidad para quien quiera reconocerla.

Cómo Participar del Festival de Wesak 
Las lunas llenas de mayo y junio presentan la nueva oportunidad de participar en la liberación de la vida planetaria de la esclavitud de las Fuerzas del Materialismo. Si desea desempeñar su parte en este trabajo de redención, necesitará adoptar ciertas actitudes y actividades.
Durante la semana anterior a la luna llena de mayo, es necesario hacer el siguiente esfuerzo:
  • Vincularse con todos los hombres y mujeres de buena voluntad en todo el mundo, utilizando la imaginación creadora.
  • Eliminar de su conciencia toda negatividad, viéndose nítidamente alineado en favor de las Fuerzas de la Luz.
  • Meditar y evocar las Fuerzas de la Luz, esforzándose por olvidar totalmente las propias dificultades, tragedias y problemas personales.
Dos días antes de la luna llena, el mismo día y los dos días posteriores (cinco días en total), procure recitar la Gran Invocación, con la intención de evocar, precipitar y afianzar externamente la manifestación de las Potestades expectantes, haciéndolo en voz alta si es posible y grupalmente cuando sea factible. Esta invocación debe hacerse al amanecer, al mediodía, a las cinco de la tarde, a la puesta del sol, y también a la hora exacta del plenilunio. El poder del pensamiento enfocado, carente de emociones, tenderá el puente a través del vacío existente y vinculará más estrechamente los dos mundos, el de la actividad espiritual y el de la expresión humana.


La Gran Invocación
Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya Luz a las mentes de los hombres;
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya Amor a los corazones de los hombres;
Que el Cristo retorne a la Tierra.
Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
El propósito que los Maestros conocen y sirven.
Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y se selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

viernes, 22 de abril de 2011

El cielo es tan inmenso

CARTA A LOS GRUPOS
mes de Tauro 2011

EL CIELO ES TAN INMENSO ...

Cuando lejos de las luces de la ciudad podemos mirar un cielo estrellado nos asombra la cantidad de astros que titilan en el fondo negro del espacio. La inmensidad del Cosmos siempre ha conmovido al corazón humano. En la antigüedad las noches estaban colmadas de estrellas, pero hoy, desde nuestras ciudades, casi no se ven. Sin embargo hay una, la más brillante del cielo, que puede ser vista por todos. Es la estrella Sirio. Es la más brillante estrella de la Constelación del Can (Canis Maior). La puedes ubicar guiándote por la constelación de Orión que tan clarito se ve en nuestro cielo. Si trazas una línea imaginaria en dirección al sureste como extensión de la formada por las tres estrellas de Orión, conocida comúnmente como los tres reyes magos, la vas a encontrar.

La estrella Sirio ejerce una influencia directa sobre nuestro mundo. El Maestro DK dice en sus maravillosos libros azules que La Logia Azul de Sirio dirige y guía a la Logia Blanca de nuestro planeta. Es la fuerza de sabiduría y verdad que la sostiene.  Sirio es la fuente de la mente superior o Mahat y en relación a nuestro sol, es positiva; esto quiere decir que el Sol Sirio emana su energía sobre nuestro sol que en este caso es receptor o negativo. 

En nuestro Universo las entidades viven en otras entidades aún mayores sin perder la individualidad. Nosotros vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser dentro del Señor del Mundo, y aunque estemos fundidos en esa gran unidad, aunque seamos uno con todo lo que vive o es, no perderemos nunca nuestra identidad y permaneceremos por siempre como unidades separadas de conciencia. De la misma manera nuestro Logos Solar forma parte de la Consciencia del Logos de Sirio. Y a su vez, el Logos de Sirio es uno de los Siete Grandes Hombres Celestiales que son centros en el cuerpo de AQUEL DE QUIEN NADA PUEDE DECIRSE. (A Treatise on Cosmic Fire, pag. 572)

Foto tomada en un ocaso en la autopista Regional del Centro en los Valles de Aragua, Venezuela por Zhair MArrero S.
La Ley Siria del Karma es una de las leyes cósmicas que influyen en nuestro sistema. Los Señores Lipikas de nuestro sistema, los Señores del Karma, están bajo la regencia de un Gran Ser que ejerce la función de regente del Karma en Sirio.

Creo que en estos tiempos la humanidad haría bien en mirar hacia Sirio en busca de inspiración, fuerza y guía así como lo hace la Jerarquía de nuestro planeta. Sirio es la Entidad mayor en la cual vive, se mueve y tiene su ser la conciencia de nuestro Señor Solar. Y nuestra conciencia es solar, somos almas solares, por lo que, siguiendo esa línea de pensamiento, estamos conectados con Sirio a través de nuestra conciencia y la mente que la refleja. Cuando miramos hacia Sirio estamos mirando nuestro principio fundamental, aquello que nos hace ser lo que somos. Y cuando nos alineamos con nuestra esencia la vida se equilibra y se llena de armonía.

Sirio es el Maestro del Maestro. La Logia Azul de Sirio es la Jerarquía de nuestra Jerarquía. En la tradición Védica se dice que Dattatreya es el Maestro o el Gurú de Sirio y es para Sirio lo que Maitreya, el Cristo, es para nuestro planeta. Por su influencia nos llega el sendero del Maestro y el Discípulo, o como se diría en oriente, el Gurú y el Chela.

Alinearnos con Sirio en estos tiempos que necesitamos de tanta inspiración para saber que pasos tenemos que dar, creo que es de vital importancia y es una ayuda extra que puede marcar una diferencia muy grande en el curso de los acontecimientos.

Inspirada en la quietud del río Nilo sentí en mi corazón que podemos conectarnos con esa misteriosa estrella que tanta influencia tiene sobre nuestra tierra. Y vi tres soles alineados, uno dentro del otro. Es un símbolo que puedes utilizar para la conexión. El dibujo lo encuentras en el archivo adjunto. Son tres círculos, uno dentro del otro.

El círculo interno es el sol interno de la Tierra , el del medio es el Sol de nuestro sistema solar y el que contiene a los dos es Sirio. Tres soles que representan las tres naturalezas, la planetaria, la solar y la cósmica.  Una dentro de la otra. En el cuerpo también hay tres soles, el plexo solar que representa el sol de la tierra, el corazón que representa el sol del sistema y el corazón de la cabeza - el loto de 12 pétalos en el centro del chakra coronario - que representa a Sirio. Cada uno representa uno de los fuegos cósmicos, el sol de la tierra, el fuego por fricción, el sol del sistema, el fuego solar y el sol Sirio, el fuego eléctrico de Espíritu. También representan los tres estadios humanos, el cuerpo, el alma y el espíritu ( la Mónada ). Y también la apariencia, la cualidad y la

Lo podemos expresar en el siguiente esquema:

Sol del interior de la Tierra           Sol del Sistema           Sol Sirio
                
Planetario                                        Solar                             Cósmico

Plexo Solar                                     Corazón                        Corazón de la Cabeza
                                                       
Fuego por  Fricción                       Fuego Solar                  Fuego Eléctrico del Espíritu
                                                                             
Cuerpo                                            Alma                              Mónada
                                                   
Apariencia                                      Cualidad                        Vida

Lo más importante es hacer el alineamiento. Puede ser durante la meditación diaria, al amanecer o al atardecer pero la hora más propicia es al mediodía, cuando el sol está en su cenit, cuando no da sombra.

Visualiza que conectas tus tres soles en el cuerpo. Asciendes la energía del plexo al corazón y del corazón al corazón del centro coronario. Luego te imaginas que te conectas con el corazón de la tierra, la sientes como la Madre que te sostiene. Buscas en tu corazón la conexión con el sol a través de tu alma solar, tu ángel solar. Y luego desde sol, te conectas con Sirio, que es tu realidad cósmica, a través del centro de la cabeza. Visualiza que vas abriendo puertas. Desde el centro del planeta se abre la puerta al sol, y desde el sol a Sirio. Y decretas:

Que los tres soles, en profundo alineamiento abran la puerta y la Luz de Sirio nos ilumine. OH Amado Sirio, reconocemos tu regencia. Que tu código de profunda armonía se establezca en la Tierra.  Que los senderos de integración se activen. Que tu barca dorada navegue por los ríos de la Tierra disipando los aires de guerra con el poder de la ecuanimidad. Que se expandan los bordes del Reino de Dios sobre la Tierra. Que así sea y cumplamos nuestra parte.

El cielo es tan inmenso, pero ahora sabes qué mirar, ahora sabes que tu realidad cósmica empieza por el sendero de Luz que está marcando la estrella más brillante del cielo, el Gran Can, SIRIO.

Con amor profundo,

Carmen Santiago
fdnpcaracas@yahoo.es

martes, 15 de marzo de 2011

Shamballa

Shamballa. Aries 2011
El inicio del año zodiacal en Aries y el inicio de la primavera nos abren una puerta, una posibilidad de trabajar con la energía del Primer Rayo de Voluntad y Poder. Aries es el signo zodiacal por el cual el primer Rayo llega a nuestra vida planetaria. Es un tiempo propicio y auspicioso para acercarnos a ese gran misterio que llamamos la Voluntad de Dios. Esa fuerza cósmica que es el incentivo, el propósito que eventualmente nos conducirá a las correctas relaciones humanas y, finalmente, a la conquista de la muerte. Las pequeñas voluntades de los hombres son apenas una forma de deseo, una aspiración hacia lo alto mientras que la Voluntad Divina es la fuerza que desciende a la forma y la doblega al propósito divino.

Para la mayoría de los seres humanos la Voluntad es un misterio,  y ese misterio está guardado en ese centro que conocemos con el nombre de Shamballa, “… el lugar donde la Voluntad de Dios es conocida…” El mítico lugar que se encuentra en los éteres planetarios, alejado de la manifestación densa que llamamos quehacer humano. Sin embargo, en cada ser humano hay grabado, como una semilla, un programa divino a desenvolverse con el devenir del tiempo que tiene que ver con la Voluntad, el Plan hacia el cual se dirige la evolución. Esa semilla divina es su Mónada, su Espíritu o si lo prefieres, su Diseño Establecido.

El Maestro Kumar recomienda que todo este mes contemplemos en Shamballa, en Sanat Kumara y en el Maestro Morya en el centro coronario, porque cuando trabajamos en consonancia con la energía que nos llega del Cosmos podemos lograr lo que en otro momento se nos hace más difícil.

Aries es el Fuego del Espíritu y bajo su radiación podemos entrar con mayor facilidad en contacto con el Fuego de nuestra Mónada. Allí está el arquetipo perfecto de lo que somos, incluyendo el patrón perfecto de la más insignificante de las células de nuestro cuerpo físico. Está todo. Es un centro de unidad, de síntesis, de vida. Es la existencia misma como trasfondo, es nuestro Shamballa personal, si podemos utilizar un término tan inapropiado, porque hablamos de dimensiones que ya nada tienen que ver con lo personal. Podríamos decir mejor que es un pedacito de Shamballa en nosotros.

La Voluntad Divina es el programa eterno de evolución para nuestro mundo. No es fuerza ni tensión, es el fluir de la vida misma tomando sus cauces de acuerdo al plan inmaculado y perfecto. Ese fluir, en su camino, va creando formas cada vez más bellas. Por eso la Belleza está ligada a la Voluntad Divina. La belleza es su parte femenina.

Nuestra pequeña voluntad hace ruido, la voluntad de Dios canta. Podemos acercarnos a esa fuente de vida y poder cuando nos unimos a la belleza de un amanecer, de un atardecer, a la belleza de un paisaje. Cuando nos olvidamos y nos entregamos a aquello que vemos que nos cautiva con su esplendor. Cuando todos los sentidos convergen atraídos por esa fuerza sutil, la mente se olvida y se entrega, y allí, OH misterio, entramos en contacto con la Voluntad de Dios.

La Voluntad es la fuerza que inicia, que unifica, que impulsa la evolución. La Voluntad nos lleva a la intuición y a la acción. La Voluntad es la Vida, es el Ser. Es causativa y puede expresarse a sí misma.

Siempre se nos ha presentado al Maestro Morya como el prototipo de la fuerza, del poder y la voluntad. Todas estas cualidades se empequeñecen ante su belleza y la fuerza atractiva de su mirada, quieta como un lago. El Maestro Kumar nos pide que contemplemos en este Maestro durante todo el mes de Aries. Contemplemos en su quietud, en su silencio, en sus ojos que son la puerta a su corazón que nos permite pasar al silencio profundo del trasfondo de la vida, en ese tiempo sin tiempo que es presente todo el tiempo. En esa profunda comunión con el silencio, a través de su corazón que es Fuego Eléctrico, podemos acercarnos a nuestro progenitor, el Padre de nuestras almas, Sanat Kumara.

Path Shamballa
Nicholas Roerich
Tomada de Nicholas Roerich Museum. Shamballa
Los caminos están habilitados, todos conducen a Shamballa. Es el tiempo del encuentro con el Padre, es el tiempo de rasgar los velos que nos separan de esa realidad interna, más real y más verdadera que cualquier otra dimensión de nuestro mundo.

¿Qué nos separa? ¿Qué nos mantiene alejados del Padre Nuestro? Nuestra distracción, el no saber sostener la soledad y el silencio para penetrar en el momento presente. Es el sentido de inseguridad que se mete en la psiquis humana cuando acallamos los ruidos externos y parece que nos metemos en un gran vacío que nos traga porque no estamos acostumbrados a ser, a sentir que somos la vida, la conciencia. Es nuestra excesiva identificación con la forma y la poca costumbre de comulgar con nosotros mismos en la intimidad de un instante. Son también todas esas formas de diversión que hemos creado para tapar nuestra sed de nosotros mismos.

El camino es hacia adentro. Es nuestro deseo sincero que este mes, que auspicia este contacto profundo con el Fuego del Espíritu que llevas dentro, tu Mónada inmortal, puedas lograr un instante de reencuentro con la vida que eres. Afirma la realidad que la Voluntad de Dios reina en ti cuando simplemente sueltas lo que te ata al mundo material y eres lo que eres. Entonces, gracias al permanente sostenimiento del Maestro Morya, que es un Fuego que da vida y como Moisés, conduce a su pueblo a la tierra prometida, puedes penetrar en el misterio de los misterios, y recuperar la paternidad perdida en los caminos del mundo material, uniéndote en Espíritu y en verdad al Padre Amado que permanecerá con nosotros hasta que el último cansado peregrino llegue a su meta. El Padre de nuestras almas, Sanat Kumara, en quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

Es nuestro más sincero deseo para ti durante este mes de Aries. Que las líneas divergentes de su glifo (^) sean las dos alas del águila que remonta vuelo hacia el reino de la belleza sublime, Shamballa, la Casa del Padre.

Con amor profundo,

Carmen Santiago
fdnpcaracas@yahoo.es



“Si les explico que el ritmo del ceremonial de la vida cotidiana de Sanat Kumara, complementado por la música y el sonido, llevados en ondas de color que abaten las riberas de los tres mundos de la evolución humana, desentraña – con las notas, tonos y matices más puros – la incógnita de Su propósito, ¿les significaría algo? Apenas si tendría sentido para ustedes y lo considerarán como un mero escrito simbólico que he utilizado para impartirles lo incomunicable. Sin embargo NO escribo simbólicamente, sólo he dado una exacta versión de la realidad. Así como los más grandes aspectos de la belleza irrumpen en la conciencia humana, el ritual de la vida cotidiana de Sanat Kumara es impartido, imperceptiblemente. Más no puedo decir.”
(Los Rayos y las Iniciaciones, Alice Bailey, pág.208


miércoles, 16 de febrero de 2011

Los signos de los tiempos

CARTA A LOS  GRUPOS
Mes de Piscis 2011

LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS
Hace algún tiempo escuché decir al Maestro Kumar que la Doctrina Secreta es secreta porque el estudiante la escucha y la olvida. Parafraseando al Maestro podemos decir que los signos de los tiempos son secretos porque se presentan y no se ven. Pero están ahí. Sabemos que las viejas estructuras van a caer, que son posibles algunos cambios en el orden de cosas de la naturaleza, que un mundo con tanta desigualdad no puede sostenerse y, por lo tanto, es necesario un cambio en nuestro estilo de vida y nuestra conformación social. Pero le tenemos miedo al cambio y en general, sentimos un clima de confusión, de duda, de misterio. Nos llegan a diario mensajes, captaciones, comunicaciones que inundan nuestro correo electrónico y llenan páginas y páginas del Internet con el tema central del cambio.

Queremos dilucidar esto con ustedes desde las raíces más profundas de nuestra enseñanza. Sabemos que el cambio más profundo que Acuario nos trae es un cambio en la conciencia. Está sucediendo, día a día y es en la conciencia en donde se encuentran claramente los signos de los tiempos. ¿Qué está pasando en nuestra esfera mental y emocional? ¿Por qué sentimos un movimiento que nos hace estremecer y a veces estamos tan distraídos que por momentos pensamos que la vida continúa como siempre y seguimos como si nada pasara?

El Maestro D.K. anunció para este tiempo la exteriorización de la Jerarquía según los planes divinos. La exteriorización es el acercamiento de la esfera en la que habitan los Maestros a  nuestra esfera, a saber, los planos físico, emocional y mental. El plano Búdico está impregnando nuestro mundo. Podemos decir que dos mundos se acercan y el de mayor vibración tiene un impacto poderoso sobre el de menor vibración. Se han abierto puertas en los mundos. Los planos ya no están tan separados porque la conciencia se ha visto impactada con nuevas frecuencias de un alto grado de vibración y esto ha permitido la apertura de las puertas.

Encuentro dos factores que han contribuido, mayormente a este acercamiento. Uno es la utilización masiva de la Gran Invocación que está cargada de palabras de poder. “Que la Luz, el Amor y el Poder restauren el Plan en la Tierra” es la nota invocadora más poderosa con la capacidad de rasgar los éteres y atraer frecuencias de alta vibración; y la otra es el uso, también masivo, de la Llama Violeta. La Llama Violeta es una actividad destinada a introducir en el mundo concreto de la tercera dimensión la vibración del mundo etérico. Su invocación crea un vórtice de energía que forma un túnel o pasadizo que une un mundo con el otro permitiendo que la vibración más alta del plano etérico entre al plano físico tridimensional creando cambios en la estructura misma de las formas que en él se encuentran. El cuarto éter cósmico, el Plano Búdico está en relación con el cuarto éter planetario, el más cercano al plano físico. Por este motivo podemos considerar  a la Llama Violeta como una puerta al mundo sutil.

Hay otra manera de expresar este acercamiento de los dos mundos. Podemos decir que el mundo de los significados está acercándose al mundo de las apariencias. Por este motivo, si observas bien, podrás encontrar una cantidad de significados en cosas que antes te parecían simplemente cosas de este mundo. La vida nos habla ahora en voz alta. Sólo tenemos que mantener un cierto estado de equilibrio y de silencio interno para escuchar su voz. Aquiétate y reconoce los signos que la vida te presenta. Están en tu conciencia.

El acercamiento de la Jerarquía crea conmoción en el mundo mental, y esto nos hace más lúcidos por momentos, pero al mismo tiempo, si no estamos atentos, nos distraemos debido al mismo movimiento del plano mental que ahora está más agitado que nunca.

Es un momento maravilloso el que nos ha tocado vivir. No importa que sintamos que nuestro mundo se hace pedazos y todavía no podamos percibir el nuevo, pero este mismo mundo, con toda su problemática, sus carencias y limitaciones, se llena de una luz especial por la cercanía de la Jerarquía y nos muestra la verdad oculta en cada forma. Y cada significado que encontramos en nuestra cotidianidad, nos eleva a ese otro mundo y se produce el milagro, estamos aquí y estamos allá. Es cuestión de estar atento y darnos cuenta.

Suelo jugar con esta situación tan única imaginándome que toco el otro plano. Levanto mi brazo lo más alto que pueda y me imagino que mi mano penetra al otro plano y siento que a través de mi brazo entra la nueva frecuencia que recorre mi cuerpo llenándolo de luz. Haz la prueba, te gustará.

Lo importante es cuidarnos de no entrar en esos remolinos mentales que arrastran poderosa-mente la mente, en las turbulencias que crean los cambios, en el temor que se produce cuando nos enfrentamos a las noticias que circulan sobre las guerras, la delincuencia, el terrorismo, los chemtrails, el daño ecológico y la lista es interminable. Y mantener el equilibrio con la certeza que éste es el servicio más grande que puedes prestarle a la vida y a tus semejantes. Reconocer que lo que pensamos se manifiesta y en estos tiempos, es urgente pensar positivo.

“Deja que tus pensamientos vuelen delante de ti y preparen nuevas y bellas moradas.” (Supramundano I, 220)

“Un viajero necesita indicaciones. El éxito es una delicada flor. Las semillas sólo pueden plantarse en un tiempo determinado. Cuando el Maestro ordena la siembra, ni un solo minuto se debe perder. Sólo los niños piensan que si hoy ha pasado, mañana será mejor. Pero una mente valiente entiende que el éxito que se deja pasar no se repetirá. Se debe desarrollar el refinamiento del entendimiento. La complejidad del tiempo aumentará. Aquel que no discriminó ayer no tendrá recursos mañana. El Maestro prevé una inaplazable siembra.” (Hierarchy, 1931)

Que estas palabras del Maestro Morya nos inspiren a dar de nosotros lo mejor en estos tiempos que no sólo son de cambio sino que marcan la dirección de nuestro destino.

Dentro de este mismo espíritu quiero compartir una invitación de trabajo para este año 2011 que nos llega de Barcelona, España, de nuestra querida hermana Consuelo Orpi. Ella recibió del corazón del Maestro Saint Germain, este decreto con la petición de que lo hagamos en nuestras oraciones y servicios.

“Uniendo mente y corazón invocamos la presencia de Dios, que como Amor, Sabiduría y Poder, vibra en nuestro propio ser y fundiendo en un solo rayo de luz este fuego ardiente, vital, envolvemos en él a todo el planeta, incluyendo sus reinos y a todos los hombres, con la siguiente afirmación: Luz, Amor y Poder fundidos restauran el plan de Dios en la tierra y somos los hijos de la vida, los hombres, los que, elevando al planeta, lo ponemos gloriosamente en manos de Dios”

Un día, inspirada en este tiempo que vivimos escribí:

Rutas Violetas del suelo terrestre,
antiguos misterios que renacen hoy.
Templos de antaño que son de futuro,
cuando el fin se aproxima al principio.

Marchamos silentes por las rutas secretas,
trazando nuevos rumbos en los viejos surcos.
Reviviendo a los muertos, resucitando flores
que adornan los Templos que hoy volverán.

Se unen los tiempos, se llega al presente.
Se despliega la conciencia que puede crear
el Cielo en la Tierra, el Amor hacia Todo.
Y Tú, Llama Eterna, Violeta, Violeta,
nos abriste la Puerta.

Con el amor de siempre,
Carmen Santiago – fdnpcaracas@yahoo.es

lunes, 24 de enero de 2011

El Llamado de la Jerarquía

Carta a los Grupos
Acuario 2011
El Llamado de la Jerarquía

Los éteres planetarios están vibrando y su frecuencia contiene el llamado de la Jerarquía Espiritual. Es el llamado del corazón, del centro donde el Amor de Dios se manifiesta en nuestro mundo. Va directo al corazón de cada ser humano con la esperanza de despertar la esencia divina de Amor que fue depositada en el loto del corazón, en el principio de nuestros tiempos, como una semilla a germinar que contiene el legado precioso de la conciencia de unidad.

Los Ángeles Solares trajeron al planeta el principio mente, la autoconciencia. Fue una fecundación cósmica del hombre animal que trajo la Luz a la noche oscura del planeta. Pero el trabajo no está completo. La segunda fecundación está señalada para estos tiempos, cuando el Ángel Solar nuevamente venga a fecundar el corazón humano con el principio AMOR del Universo. Y este principio está celosamente guardado por la Jerarquía, como una joya traída del Corazón del Sol que sólo puede ser depositada en el Santo Grial, la Copa Sagrada y vacía que está en cada corazón humano esperando su momento cósmico.

Con la llegada de la Era de Acuario la Jerarquía puede acercarse a la Humanidad. Y en su acercamiento, como un Imán que está unido al Magneto Cósmico, atraer las almas que, conscientemente, se entregan al impulso superior cargado de Voluntad Divina que viene surcando los espacios - como un rayo de luz - desde SHAMBALLA.

El llamado ha pulsado una nota especial. Está siendo sentida por millones y millones y respondida de acuerdo al sistema de creencia de cada quien. Para este año hay una infinidad de actividades que reunirán a personas de todos los continentes en su ardiente deseo de servir al Plan de Dios en caminatas de unidad, encuentros, peregrinaciones y nosotros, como grupo, respondemos el llamado consagrando nuestro Noveno Congreso Internacional a la Jerarquía.

Más que un encuentro para compartir conocimiento será un encuentro de almas para vivir juntos la experiencia del acercamiento jerárquico. Elevaremos nuestra nota invocadora con la certeza de que si logramos emitir la nota desde el corazón, la evocación vendrá sin demora y nos impactará en el centro mismo del corazón ofrecido.

Sólo un corazón saturado con la grandeza de la Jerarquía puede entender toda la majestad de la Ley Cósmica - dice el Maestro Morya - y nos invita a que nos entreguemos con fe y devoción a la Jerarquía. Y añade que “el que se esfuerza hacia lo alto sin la Jerarquía es como un arquero que lanza sus flechas con los ojos cerrados esperando que sus flechas alcancen un ave.”

La entrada al sendero del servicio para cumplir con el propósito que los Maestros conocen y sirven tiene siete signos que el Maestro Morya nos apunta:
www.edopine.com, de un art{iculo sobre "Alcanzar las cumbres de Nepal" en los Himalayas

La renuncia de todo lo pasado y el esfuerzo constante hacia el futuro.
La realización del Maestro dentro del propio corazón, no porque sea necesario sino porque no es posible de otra manera.
El rechazo del miedo, porque cuando se está protegido por el Señor se es invulnerable.
La no condena, porque aquel que se esfuerza hacia el futuro no tiene tiempo de ocuparse de los deshechos del ayer
La dedicación completa del trabajo apuntando hacia el futuro.
El gozo en el servicio y la completa ofrenda de uno mismo por el bien del mundo.
El esfuerzo espiritual hacia los mundos lejanos como un sendero predestinado. (“Hierarchy”  – Signs of Agni Yoga)

Cuando el Maestro se refiere al futuro, se refiere al “nuevo tiempo”, que más que un tiempo que llega es un estado de conciencia que nos permite reconocer las otras esferas de vida más abundante que nos rodean. Y esas esferas son esos mundos lejanos, que son nuestro destino porque con cada expansión de conciencia vamos abarcándolos.

La Jerarquía llama a la humanidad. Es el tiempo del encuentro, es el tiempo de la exteriorización.  Ellos se acercan, de nosotros depende permitirles la entrada a nuestro mundo. El plan se desenvuelve en el tiempo exacto y es necesario el trabajo conjunto de los dos grandes centros planetarios, la Jerarquía y la Humanidad para que la fuerza volitiva de Shamballa pueda llegar a nuestro mundo de forma benéfica. Contactar la Jerarquía es contactar el Amor de Dios. Cuando la humanidad pueda ser impregnada por ese gran centro se abrirán los corazones y la humanidad reconocerá el verdadero sentido de la vida que no está en las posesiones materiales sino la existencia misma, que no está en la creación externa sino la creación interna que responde al diseño divino inscrito en el corazón.

El lugar del encuentro es el corazón ardiente. Es el corazón oculto, sagrado, que está en cada uno de nosotros. No está en la emoción ni en las formas fantasmagóricas del plano astral. No está en los intrincados senderos del plano intelectual. Está más allá, o más acá… en la sabiduría del corazón.

Ubícate en el corazón, haz tu morada allí cada vez que medites. No vayas a la cabeza hasta que no sientas que realmente has llegado al corazón. El cerebro es dual, el corazón es uno. La unidad la encuentras allí y solo desde la unidad podrás activar lo más sagrado de la cabeza. De lo contrario vivirás en medio de la lucha entre el bien y el mal, sin darte cuenta que el mal es sólo ausencia de bien como la oscuridad es sólo ausencia de luz. El Ángel de la Presencia y el Morador terminan fundiéndose en uno. La vida es Una. Y esa unidad solo la puedes percibir desde el corazón. Cuando el corazón está listo ilumina la cabeza. Estos dos principios, el del corazón y el de la cabeza están unidos en los seres que han logrado ingresar a las filas de la Jerarquía.

En este año crucial, desde nuestro corazón al de ustedes, establecemos la conexión plateada y pedimos que nuestros corazones queden enlazados con la gloriosa cadena de la Jerarquía Espiritual … eternamente.

Con el amor de siempre,

Carmen Santiago
fdnpcaracas@yahoo.es